miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Ningún rector?

Se acerca la elección de rector y la discusión sobre lo que debemos hacer los estudiantes y la comunidad educativa en general ya empieza a hacerse oír. Por un lado, algunas agrupaciones proponen “otro 2007”, como si se tratara simplemente de copiar y pegar. Lo que sí, olvidan que la intensa lucha del 2007 se dio después de meses y meses de discusión entre toda la comunidad educativa y que, en el 2010, falta un mes para que empiece la elección y los debates acaban de surgir. Más importante aún, se olvidan que la situación no es la misma: En el 2007 el rector era elegido entre cuatro paredes por el rector de la universidad y, ahora, si bien se mantiene que la decisión final la tiene Hallú, tenemos la histórica posibilidad de armar una terna donde los candidatos a rector sean reflejo de lo que deliberen los estudiantes, los docentes y los no docentes.
Creemos que lo positivo que se consiguió en  2007 es el Consejo Resolutivo y, aquellos que pretenden no discutir rector sino entrar en una pelea que tiene el final cantado, están desconociéndolo ya que no quieren utilizar una de las principales atribuciones del mismo: Armar la terna para la elección de rector.

Como no todo es crítica, nosotros tenemos una propuesta. Creemos que los estudiantes, y también el resto de la comunidad educativa por supuesto, tiene que proponer algo por la positiva. Tenemos que aprovechar la oportunidad histórica de armar la terna y, en conjunto con todos los sectores, llenarla de candidatos que tengan un proyecto democrático, plural y progresista para el colegio. Estos candidatos tienen que surgir del debate del proyecto de escuela que queremos, y, entre sus ejes principales, tienen que proponer la conformación de un consejo directivo. Teniendo la posibilidad de elegir candidatos que representen lo que entendemos que le viene bien al colegio, no podemos caer en decir que todo está mal y no proponer absolutamente nada!
Probablemente, aunque propongamos candidatos, vamos a tener que luchar porque el consejo superior, que viene teniendo una política privatista y de desfinanciamiento de la UBA, no va a aceptar así no más que el rector del Pellegrini tenga un proyecto que no vaya en ese sentido. Pero no es lo mismo luchar cuando uno propone algo por la positiva, que luchar cuando uno no propone nada y solo se queja de lo mal que funcionan las cosas. Así como tampoco va a ser lo mismo luchar en conjunto con los docentes y los no docentes, que luchar por separado.
Aparte, hay que sumarle un dato de color. La comunidad educativa del Buenos Aires, si bien todavía está discutiendo, parece que va a seguir los pasos que nosotros proponemos, dando la discusión del proyecto de escuela y, a partir de eso, proponiendo candidatos. Esto hace que, en el caso de tener que oponernos a un rector impuesto por el consejo superior luego de desconocer los propuestos por las comunidades educativas de ambos colegios, podamos golpear en conjunto teniendo más peso y más fuerza en nuestro planteo.
Tenemos la posibilidad de proponer un nuevo proyecto de escuela, basado en los intereses de los estudiantes, los docentes y los no docentes. ¿La vamos a desaprovechar?
Construyamos por la positiva un colegio democrático, plural y progresista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada